Pros y contras de micro:bit

Pros y contras de micro:bit

29th mayo 2019 micro:bit 0

En el artículo anterior de esta serie sobre micro:bit hablé de los requerimientos para la programación de la placa, pero me dejé en el tintero las dudas que tenía antes de adquirirla, y los pros y contras que he encontrado en comparación con otros sistemas de robótica educativa.

Aunque llevo poco tiempo trabajando con micro:bit, ya tengo una opinión muy positiva sobre ella. Su precio automáticamente me lleva a compararla con las populares placas arduino. Habiendo realizado talleres con ambas tengo que decir que la facilidad de uso que proporciona micro:bit es muy superior a la de arduino.

Las placas arduino son tremendamente versátiles y permiten hacer cosas muy complejas. Sin embargo, a la hora de utilizarlas en el aula esto es un inconveniente. Conectar un circuito relativamente simple en un aula con niños cuyas destrezas manuales son muy variables y repasar que las conexiones se hayan realizado correctamente lleva demasiado tiempo, dejando poco para la programación, y además puede ser muy frustrante para algunos alumnos.

Este gran inconveniente está resuelto con micro:bit. No necesitamos conectar nada para encontrar el norte magnético, medir la luz ambiental, tener una medida aproximada de la temperatura, mostrar un mensaje o conocer la inclinación de la placa. Solo con estas entradas y salidas y sus combinaciones tenemos muchos proyectos posibles, y nos podemos centrar en la programación de la placa, sin tener que estar pendientes de los fallos en el hardware provocados por nosotros mismos. Si por el contrario tenemos tiempo para adentrarnos en proyectos más complejos, la placa tiene pins de entrada y salida que nos permitirán ampliar las posibilidades, por lo que no perdemos nada con respecto a arduino.

Con respecto a otro sistema también muy popular en los talleres de robótica educativa, Lego WeDo y Lego WeDo 2.0, micro:bit tiene como principal ventaja su reducido coste, tanto del propio sistema sino de las piezas de repuesto. Mi principal duda antes de adquirir las placas para mis talleres era si para los alumnos resultarían tan atractivas como las construcciones con Lego. Mi (por el momento) corta experiencia con micro:bit me lleva a opinar que presentando un proyecto suficientemente atractivo los alumnos van a disfrutar la experiencia al mismo nivel, aunque requiere más esfuerzo por parte del profesor. En mi caso los alumnos mostraron entusiasmo y alguno incluso se interesó por adquirir una micro:bit para seguir aprendiendo por su cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com